martes, 27 de septiembre de 2016

CÓMO AYUDAR A NUESTRO HIJO CON LOS ESTUDIOS


CEIP Virgen de la Soledad                                                                                            Equipo de Orientación y Apoyo
Curso 2016-2017

CÓMO AYUDAR A NUESTRO HIJO CON LOS ESTUDIOS

Debemos crear el hábito de estudiar de forma efectiva. Así  facilitamos las cosas en el presente y les preparamos para afrontar los estudios a realizar en el futuro, que requieren más tiempo y dedicación.

¿DÓNDE ESTUDIAR? ELEGIR EL LUGAR

Ø  Procuraremos que el lugar del estudio sea siempre el mismo.

Ø  No puede haber distracciones al alcance: juguetes, consola, ordenador, televisión…

Ø  Procuraremos que sea un lugar cómodo (escritorio), bien iluminado y ventilado.

¿CUÁNDO? ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

ü  Lo ideal es seguir el mismo horario de trabajo todas las semanas, adaptado a sus actividades extraescolares.

ü  Dejaremos un margen de descanso después de comer. Siendo lo más eficaz empezar y acabar pronto con las tareas, dejando las últimas horas de la tarde para desconectar y jugar.

ü  En el fin de semana se trabajará preferiblemente uno de los dos días y por las mañanas, aunque siendo flexibles con la organización familiar para el ocio.

¿CÓMO? ESTABLECER EL HÁBITO

1.       Revisar que tiene preparado el material necesario para realizar las actividades que se le exigen: libro de texto, estuche, cuaderno, diccionario, etc. Para evitar interrumpir la actividad lo menos posible.

2.       Ayudarle a seleccionar y priorizar las actividades de las diferentes materias:
-          Comenzar por las materias que menos agraden al alumno  y acabar con las que más le gustan los días en que tenga una actividad extraescolar.
-          Comenzar por las que más le gustan e ir intercalando con las que menos le gustan el resto de los días.

3.       La organización del tiempo será flexible, en la medida de lo posible, para evitar llegar a la desconexión o la fatiga mental. Se realizarán pequeños descansos entre actividades o cambios de materia.

4.       Llamar su atención ante las distracciones que muestre, pasando por su lado, darle con un toque en el hombro, una palmadita en la espalda, recordarle el tiempo que queda, etc.

5.       Revisión del trabajo realizado (atención: revisar y no corregir en exceso). Verificar que los deberes realizados se corresponden con los que tiene apuntados en la agenda.

6.       Es muy aconsejable que el alumno tenga el horario de clase en un lugar visible, para que reviséis, antes de venir al centro, que el material de la mochila se corresponde con las materias del día, (es aconsejable que esta acción la haga primero él solo y después la verifiquéis vosotros).

7.       El alumno debe realizar un cuadrante, donde apuntará las fechas de los exámenes y entregas de trabajos, para que así se le vayan recordando y las tenga presentes ante posibles despistes u olvidos.

8.        Se reservará un tiempo semanal para que el alumno ordene su mesa de estudio y sus materiales (libros, cuadernos…), supervisándolo hasta que se convierta en un hábito.

¿CUÁNTO? CONTROL DEL TIEMPO
Los niños deben aprender a que el tiempo dedicado al estudio tiene un principio y un final establecido. No podemos permitir que pasen las tardes muertas sentados delante de la mesa y los libros. Pasado un determinado tiempo el estudio deja de ser productivo y la información ya no se retiene.
El tiempo aconsejable de dedicación efectiva para el estudio, según el curso deberá de ser aproximadamente de:

-          1º de primaria: 45’
-          2º de primaria: 1 h.
-          3º y 4º de primaria: entre 1 h 30’ y 1 h 45’
-          5º y 6º de primaria: 2 h.

Si este tiempo resulta insuficiente, deberemos consultar al tutor por si la cantidad de tarea es demasiada y controlar el aprovechamiento del tiempo.

NO OLVIDAR…
ü  Es muy importante el estímulo y refuerzo frecuente para evitar su desánimo (no entrar en lucha con él).

ü  Reconocerle el trabajo y el esfuerzo realizado, así como ser críticos (sin enfadarnos) cuando su trabajo no haya sido eficiente por una mala organización o pérdida de tiempo.

ü  En situaciones más difíciles y si aún no tiene adquirido el hábito motivarle con algún tipo de recompensa (son más efectivas que los castigos). No tienen por qué ser materiales (una excursión en familia, quedar con amigos, etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario